Mejorando el rendimiento académico al generar ambientes motivantes en el aula

Con los cambios al plan de estudios de educación básica en los últimos años, se da una mayor atención a las competencias socioemocionales, se abre así un espacio en nuestro currículum escolar para desarrollar dichas competencias, lo que con frecuencia representa un reto a nuestra labor como docentes, si bien podemos pensar que las actividades que se sugieren o se proponen son sencillas de aplicar y las consideramos cotidianas, en ocasiones he escuchado que el enfocarnos en lo emocional es de poca importancia.

El desarrollo de las competencias socioemocionales en nuestr@s alumn@s es indispensable para lograr aprendizajes significativos y como elemento central de dichas competencias debemos considerar el autoestima.

Nuestra Autoestima requiere de un equilibrio, pensar que se mantiene en un estado específico es cerrar la oportunidad de crecer, de aprender a equilibrarla, a lo largo de la vida vivimos diversas circunstancias que llegan a afectar nuestra autoestima, otras que la fortalecen y en este movimiento de nuestros estados emocionales desarrollamos nuestras competencias socioemocionales.

Creando Ambientes de Aprendizaje

El desarrollo de nuestras competencias socioemocionales nos ofrece un espacio de desarrollo integral, espacios de aprendizajes significativos, lo que es importante considerar al crear ambientes de aprendizaje. 

Cuando nos referimos a los ambientes de aprendizaje se vienen a la mente un sin número de ideas, posiblemente diversas preguntas como:

  • ¿Qué es un “Ambiente de Aprendizaje”?
  • ¿Para qué creamos ambientes de aprendizaje?
  • ¿Cómo creamos ambientes de aprendizaje?

Un “Ambiente de Aprendizaje”, desde mi punto de vista es un espacio en el cual los alumn@s y el docente aprenden una diversidad de conocimientos y realizan cambios enfocados en la mejora de su vida, con la información que se ha comprendido a través de compartir conocimientos previos, conocimientos nuevos, experiencias…..

Al analizar la tercera pregunta, llegamos a comprender que podemos crear una gran diversidad de ambientes, algunos que impulsan el desarrollo integral, la autonomía, estos son los que logran los aprendizajes significativos de alumno, otros en los que se limitan los aprendizajes.

En todo espacio de aprendizaje el docente coordina las actividades, ya sea en un rol de guía o como poseedor de la verdad, esto le otorga una función específica en la que comparte sus conocimientos, sus experiencias y lo que en ocasiones perdemos de vista, compartimos nuestros estados emocionales.

Equilibrio emocional y Autoestima

Es así como nuestro equilibrio emocional se comparte con nuestros estudiantes, en todo espacio educativo, reflexionemos…. como compartir entusiasmo por aprender si nos sentimos desmotivados para nuestra labor educativa, los estados emocionales se comparten, sin decir palabras, sin expresión, sencillamente se sienten.

La base de nuestro equilibrio emocional es nuestra Autoestima, cuando nos conocemos, nos valoramos, tenemos un autoconcepto que nos afirma y nos brinda confianza y seguridad para seguir avanzando en toda circunstancia que se presenta en lo cotidiano.

Un ambiente que impulsa el aprendizaje significativo es un espacio en el que se fomenta el equilibrio emocional, en especial a través de una autoestima fortaleciendo nuestra autoestima como docentes y compartir así un estado emocional favorable para fortalecer la autoestima de nuestros alumn@s.

El Aprendizaje significativo se logra cuando l@s alumn@s se sienten seguros, en armonía, en clama, una autoestima en equilibrio favorece en definitiva el aprendizaje, por ello es indispensable crear ambiente en armonía, este es un rasgo esencial de un ambiente de aprendizaje.

Nuestra autoestima está en movimiento, el contexto nos va presentando situaciones, algunas incómodas que afectan nuestra autoestima, algún comentario, opiniones que consideramos desagradables, en otras ocasiones opiniones, comentarios con las que nos sentimos bien, fortalecid@s, es así como la autoestima se mueve.

Equilibrando y aprendiendo

Es cuando logramos equilibrar nuestra autoestima que se favorece el aprendizaje, cuando logramos modificar nuestra perspectiva sobre opiniones, sobre comentarios, sobre las miradas de las otras personas que equilibramos nuestra autoestima y de esta forma, nuestros estados emocionales.

Cuando nos sentimos en un ambiente de confianza y seguridad, la comunicación fluye, nos expresamos con libertad, la escucha se fortifica, el proceso de interacción se desarrolla y es así como logramos el aprendizaje.

Es momento de estar atentos y atentas, como docentes de inicio en nuestra autoestima y de esta forma en desarrollar la autoestima de nuestr@s alumn@s

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here