El rol del maestro mediador en el proceso de enseñanza

La Mediación es un concepto que surgió hace algunos años en Educación, en especial encontramos este termino con mayor frecuencia en la resolución de conflictos, su eje es la comunicación, la propuesta de mediación en la resolución de conflictos presenta el cómo a través de la comunicación se hace posible la negociación, la toma de acuerdos y así surgen diversas soluciones asertivas.

En la Educación entendemos por Mediación una propuesta de trabajo en la que los docentes asumimos un rol de coordinadores del proceso enseñanza aprendizaje, de hecho, desde mi punto de vista el termino “enseñanza” quedaría superado a través de la mediación, ya que el docente abandona la creencia del ser el poseedor de la verdad, el único que sabe y tiene la razón, el “Enseñante”.

El docente mediador posee rasgos específicos

Flexibilidad del pensamiento, creatividad, innovación y comunicación asertiva son algunas de las características que un docente debe de tener. El asumir el rol de Mediador en las aulas ha sido un gran reto, ya que requiere aceptar de inicio que los profesores somos imperfectos y estamos aprendiendo nuevas formas de trabajo, de comunicación, de interacción, por supuesto con esta propuesta de mediación, nos acercamos más a la excelencia, ya que guiamos a los alumn@s a un descubrimiento del conocimiento y es así como se favorecen los aprendizajes significativos.

Ser docentes mediadores es modificar nuestra forma de interactuar en las aulas, tanto de manera presencial, como virtual, es mirar la educación como una oportunidad de crecer junt@s, sin marcar diferencias entre l@s alumn@s, entre colegas, entre docente-estudiante, es asumirnos en un proceso de constante aprendizaje.

Mentalidad Mediadora

Mi propuesta es desarrollar nuestra Competencia de mediación del aprendizaje, este cambio sencillo en la manera de nombrar nuestra práctica del día a día hace la diferencia en nuestra forma de trabajo.

Por ejemplo, con frecuencia utilizamos el cuestionamiento solo para evaluar, de hecho, nuestros alumnos y alumnas están acostumbrados a que cuando preguntamos es una evaluación, un examen y esto en algunos de los estudiantes les provoca bloqueos, nerviosismo.

Incluir el cuestionamiento en nuestras clases, sean virtuales o presenciales es un paso relevante para desarrollar nuestra competencia de medicación, es crear un ambiente de construcción conjunta, docente y alumn@s comparten el conocimiento, para ello hacer uso del cuestionamiento con base en taxonomías es de gran valor, esto puede llevar tiempo para romper las barreras, las creencias ya establecidas, de una pregunta es un examen….

¿Me va a calificar? Una pregunta frecuente cuando incluimos cuestionamientos durante la clase

El uso de Taxonomías

La mejor forma de incluir el cuestionamiento como un recurso valioso de mediación es con el uso de taxonomías, entre las cuales tenemos la de Bloom, Marzano, socioformativa de Tobón.

Las taxonomías facilitan el cuestionamiento, ya que nos guían en diseñar las preguntas enfocadas a las habilidades y capacidades que pretendemos desarrollar en nuestr@s alumn@s.

Una taxonomía nos indica el proceso de alguna manera nos indica el nivel de comprensión, es decir si utilizamos la Taxonomía de Bloom, iniciamos realizando preguntas de conocimiento, posteriormente de comprensión, hasta cubrir los seis niveles y lograr que el alumno o alumna desarrollo la Evaluación, considerada en esta taxonomía como el nivel de mayor complejidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here